May 24, 2024

Una guía de un editor de belleza para el cuidado de la piel en vuelo.

Una guía de la editora de belleza para el cuidado de la piel en vuelos

Viajar en avión puede ser emocionante, pero también puede causar estrés a nuestra piel. Los cambios en la presión atmosférica, la falta de humedad en la cabina y el aire reciclado pueden hacer que nuestra piel se vea opaca y deshidratada. Pero no te preocupes, con los cuidados adecuados puedes mantener tu piel radiante durante todo el vuelo.

Como editora de belleza, he aprendido algunos trucos y consejos para mantener mi piel fresca y radiante en vuelos largos y quería compartirlos contigo. Aquí te dejo mi guía de cuidado de la piel en vuelos:

1. Antes de embarcar:

Antes de subir al avión, es importante preparar tu piel para el vuelo. Empieza limpiando tu rostro con un limpiador suave para eliminar cualquier suciedad y maquillaje. Luego aplica una mascarilla hidratante para darle a tu piel una dosis extra de humedad. Deja actuar la mascarilla durante unos 15-20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Después de la mascarilla, aplica un suero hidratante y una crema facial rica en nutrientes. También es importante proteger tu piel de los rayos UV, incluso dentro del avión, así que no te olvides de aplicar un protector solar con un factor de protección alto.

2. Durante el vuelo:

Una vez en el avión, es importante mantener tu piel hidratada durante todo el vuelo. Para ayudar a combatir la sequedad de la cabina, lleva contigo una botella de agua y bebe mucha agua durante el vuelo. También es recomendable llevar contigo un spray facial hidratante y aplicarlo cada hora para refrescar e hidratar tu piel.

Si sientes que tu piel se está secando, puedes aplicar una mascarilla facial en crema para darle a tu piel una dosis extra de hidratación. También es importante no olvidar aplicar protector solar cada pocas horas para proteger tu piel de los daños causados por la radiación UV.

3. Después del vuelo:

Una vez que aterrices, es importante cuidar tu piel para mantenerla radiante y fresca. Limpia tu rostro con un limpiador suave para eliminar cualquier suciedad y maquillaje acumulados durante el vuelo. Después, aplica una mascarilla calmante para ayudar a calmar y reparar tu piel.

Después de la mascarilla, aplica un suero hidratante y una crema facial rica en nutrientes para ayudar a restaurar la hidratación de tu piel. No te olvides de aplicar protector solar antes de salir a la luz del día para proteger tu piel de los daños causados por el sol.

En resumen, el cuidado de la piel en vuelos puede ser desafiante, pero con los cuidados adecuados puedes mantener tu piel radiante y fresca durante todo el vuelo. Sigue estos consejos y trucos para cuidar tu piel antes, durante y después del vuelo y luce una piel radiante en tu próximo viaje. ¡Feliz vuelo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *